domingo, 20 de febrero de 2011

La última prueba

No sé como tuve fuerzas para arrastrar el cuerpo y cubrir el agujero, Nadia pesaba más de lo que su poca estatura y su delgadez hacían pensar, o quizás era yo, que a estas alturas estaba al borde del agotamiento. Aun así pude hacer el trabajo medianamente bien y hasta pensé clavar una cruz con su nombre sobre el montón de tierra que ahora era su tumba, al fin y al cabo ella se había portado muy bien conmigo y hasta se puede decir que en algún momento habíamos sido casi amigas.
 No sentí remordimientos, ella habría hecho lo mismo, eran las reglas.
 Me esperaba la fama y un millón de euros.

10 comentarios:

  1. Lola que relato más impactante, me ha hecho volar la cabeza a mil, he pensado en los concursos esos que un día, les van a pedir una cosa así, es verdad, la competitividad llevada a extremo. Es un arte en un relato corto conseguir tanto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Fascinado entre este microrrelato y lo de viajar de Orihuela a Londres a caballo, te he puesto en mi lista de favoritos.

    Sorokin

    ResponderEliminar
  3. No se puede decir más en menos......
    Cocina y relatos, ñam ñam nam, que placer.....

    ResponderEliminar
  4. Para ser casi amigas, lo de poner una cruz con su nombre es todo un puntazo aunque un poco sospechoso, no? es posible que cantara mucho que hay un fiambre debajo de la cruz... pero oye, un millón de Euros bien merece una cruz... y la fama, esto me deja más descolocada...

    Por cierto, yo contigo querida mía me voy a caballo hasta el cabo de palos y girando al sur nos paseamos por las huertas de Mazarrón y a la fresca a ver si llegamos a Mójacar, ese pueblecito blanco almeriense que mi mente guarda como oro en paño, con sus geranios, las eternas viudas de la mar, de luto crónico y un pregonero -¿fue el último?- que nos salió al paso avanzando que para las fiestas del Mar, ese año, habría baile (por aquel entonces no todos los años se tenía esa suerte:-)

    ResponderEliminar
  5. Lolah, hay que ver que tengo tu enlace de relatos en mi blog desde hace tiempo y no me pongo a leer nada más que recetas, no tenemos remedio. Me encanta leer microrrelatos y también escribirlos (aunque estoy en una época de sequía escritora).

    Este relato es impactante del principio hasta el final. Mantiene en muy pocas líneas la tensión del suceso. He tenido que leerlo cuatro veces para fijarme en todos los detalles que esconden cada una de las palabras. También desconcierta mucho ese "sorprendente pacto", la fama y el millón de euros, que ella hubiera hecho lo mismo....

    Sólo un consejo para un relato perfecto, cambia la palabra "medianamente", no es nada literaria.

    Muchos besos, y espero que subas más relatos.

    Laura

    ResponderEliminar
  6. Hola Lola, ya te conocía de tus recetas.
    En esta otra faceta me gusta lo que escribe y, sobre todo, cómo lo escribes, tanto que con tu permiso, espero, la asomo a mi ventana.
    Mil besos desde el Sur.

    ResponderEliminar
  7. Hola después de tus recetas, me topo de bruces con tus relatos, un verdadero festival de sensaciones....

    mi mas sincera felicitacion

    ResponderEliminar
  8. Hola! Me ha encantado la historia. Soy nueva por aquí y me gustaría que alguien leyera mi blog y me diera su opinión. Gracias.

    yoymishistoriasdesiempre.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    Tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de Turismo y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    Saludoss!!

    ResponderEliminar
  10. Gracias por los cuentos, los comparto con mis amigos, tengo un sobrino que vive en mi casa, y es realmente sorprendente, porque escribe sus propias tramas, o sea, el escribe sus propios cuentos, usa mucho la imaginación y para la escuela presentó uno ganándose el primer lugar, pero para que se escuchara y viera como cuento, me recomendaron una página http://www.miscuentospersonalizados.com/ donde, para lograr con el vídeo familiar y el cuento escrito por Giovani, mi sobrino, un Cuento Personalizado, le hizo llamar, La estación Familiar, con una trama divertida y a la vez humorístico, en la pagina que les dejo como recomendación, nos ayudaron con el arreglo, el vídeo que enviamos vía correo, y con la música, fue genial, de verdad que es algo impresionante crear un cuento personalizado.

    ResponderEliminar